lunes, 20 de octubre de 2014

AARÓN PIÑA MORA: EL MURALISTA DE CHIHUAHUA / ES HOMENAJEADO CON ALTAR Y OFRENDA FLORAL POR ALUMNOS Y PROFESORES DEL COBACH 10




Con motivo de celebrar la tradición de "Día de Muertos" en México y como cada año, el Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua, plantel 10, ha organizado su "Festín de Día de Muertos 2014", el cual se llevará a cabo del lunes 27 de octubre al domingo 2 de noviembre.

En años anteriores se han recordado a los maestros José Guadalupe Posada y su Catrina, así como al muralista Diego Rivera en el 2012. El  año pasado se celebró la vida y obra del maestro del cine y el baile Germán Valdés "Tin-Tan", en donde se levantó un altar en la Plaza Mayor, convocado por el Instituto Chihuahuense de la Cultura, obteniendo el 1er Lugar como mejor "Altar y Ofrenda Floral 2013".

Este año 2014, los grupos de alumnos de los paraescolares y representativo artísticos "Oseznos Teatro 10" y la colaboración de jóvenes del grupo de danza folklórica, tienen el gusto de homenajear al mestro plástico chihuahuense Aarón Piña Mora, quién ha dejado huella artística y cultural en la historia de México y Chihuahua, en sus diversos murales del Palacio de Gobierno, Rectoría de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Talleres Gráficos del Estado, Hotel Posada Tierra Blanca, Teatro de la Ciudad de Delicias, Club Campestre de Ciudad Juárez y en la Facultad de Artes de la UACH, de dónde fue director y maestro.

El programa artístico que han preparado los estudiantes de bachilleres 10 es el siguiente:
1- Levantamiento del altar y ofrenda floral en el Auditorio del plantel, sábado 25 de octubre.
2- Festín artístico, martes 28 y miércoles 29 de octubre con lo siguiente: inauguración, cuadro de catrinas en expresión corporal, cuadro de danza folklórica, representación biográfica de Aarón Piña Mora, puesta en escena teatral "Los muertos antes de muertos" de Constancio S. Suárez, cuadro de danza folklórica, lectura de calaveritas para Aarón, cuadro de catrinas en expresión corporal, cuadro de danza folklórica.
3- Levantamiento del Altar y ofrenda floral en la Plaza Mayor el miércoles 29 de octubre, convocado para concurso estatal por la Secretaría de Educación Cultura y Deporte de Gobierno del Estado.
4- Representaciones de la biografía y obra del maestro Aarón Piña Mora en diversos horarios intermitentes, Altar de la Plaza Mayor, jueves 30, viernes 31 de octubre y desde luego sábado 1 y domingo 2 de noviembre.



Domingo, 19 de octubre de 2014
Chihuahua, Chih.

Participarán escuelas de Educación Especial e Indígena en Concurso de Altares de Muertos

Comunidad7
Los días 30 y 31 de octubre se llevará a cabo el Concurso de Altares y Ofrendas del Día de Muertos en la Plaza Mayor, en esta ocasión se contará con la presencia de planteles de Educación Indígena, Educación Especial y CONAFE.
[Img #46906] 

Domingo, 19 de octubre de 2014
Chihuahua, Chih.

Participarán escuelas de Educación Especial e Indígena en Concurso de Altares de Muertos


El concurso es organizado por el Gobierno del Estado de Chihuahua a través de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte, con el fin de mantener vivas nuestras tradiciones mexicanas del Día de Muertos. 

Esta es el segundo concurso organizado por la SECD, en esta ocasión se tuvo un incremento en la cantidad de escuelas participantes, al pasar de 10 a 29 planteles de los niveles de Primaria, Secundaria, Media Superior, Superior, así como un Centro de Atención Múltiple, una escuela primaria Indígena y una escuela de CONAFE.

Los altares serán en honor de un personaje fallecido(a) del medio artístico, político, histórico o religioso del Estado de Chihuahua, entre los personajes se encuentran: Anthony Quinn, David Alfaro Siqueiros, Aarón Piña Mora, Pascual Orozco, Oscar Ornelas, Salvador Corral, Víctor Hugo Rascón Banda, Martín López Aguirre, Francisco Villa, Luz Corral de Villa, Héctor Espino, Gabriel Teporaca, San Pedro de Jesús Maldonado, Manuel Gómez Morín, entre otros.

El montaje de los altares se realizará el día 29 de octubre en punto de las 12:00 horas en la Plaza Mayor, cada altar se deberá instalar en un espacio no mayor de 3 metros de largo, 3 metros de ancho y 4 metros de altura.

Los participantes deberán usar en su altar los elementos tradicionales y representativos de una región del país, dejando libre el uso de otros objetos que lo complementen e impriman su creatividad.

El jurado calificador visitará los altares los días 30 y 31 de octubre para su evaluación, los aspectos a evaluar son: Tema, Originalidad, Manejo histórico, Presentación, Creatividad, Respeto a la tradición, Diseño, Colorido, Manualidad, Estética del montaje, Presentación oral a público y jueces, Contenido y Técnica.

El jurado calificador estará integrado por reconocidas personas del medio cultural y educativo de nuestra ciudad, los resultados del concurso se darán a conocer el día 2 de noviembre a las 10:00 horas en la sede del evento.

Cabe destacar que en el Concurso de Altares y Ofrendas del Día de Muertos se premiará al primer lugar de cada nivel participante y se otorgarán reconocimientos a todos los participantes.



Maestro Aarón Piña Mora 1918-2009
1918 Nace en Metztitlán, Hidalgo.

En los años treinta, realiza sus estudios de contabilidad y también asiste como oyente a la Academia de San Carlos (1930-1933) en la ciudad de México. A finales de esta década, llega a Chihuahua como contador del Banco Nacional de Crédito Ejidal; recorre todas las ciudades del Estado. Comparte sus actividades empresariales con la pintura.

1946 Funda en la ciudad de Chihuahua, la primera Escuela de Artes Plásticas que hubo en el estado.

1954 Es becado por la Fundación Ignacio Fernández Uslé, para estudiar en Madrid, con el maestro Daniel Vázquez Díaz. Estudia diversas técnicas en el museo del Prado y asiste a clases del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Viaje de estudios. Visita museos de Francia e Italia, recorre España y Marruecos.

1956 Regresa a Chihuahua y organiza la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Chihuahua.

1958 Es nombrado director del Instituto de Bellas Artes de la misma Universidad.

1959 a 1962 Pinta la historia de Chihuahua en los Muros del Palacio de Gobierno.

Durante los años sesenta se dedica al estudio de la alta Sierra Tarahumara y sus moradores.

Publica su libro Tarahumaras. Son once dibujos acompañados de un ensayo del maestro Víctor M. Reyes.

A finales de esta década realiza un viaje de estudios y visitas a museos e instituciones de arte en Inglaterra, Holanda, Francia, Italia y España.

1971 Exposición individual en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de México.

Durante los años siguientes viaja a Estados Unidos, Inglaterra, Bélgica, Suiza, Italia y Grecia. Estudia grabado al agua fuerte en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

1977 Pinta mural en la Mora Independent School en Santa Fe, Nuevo México.

Recibe diploma de reconocimiento como ciudadano distinguido de dicha entidad norteamericana.

1978-1979 Mural La Profecía de la Raza Cósmica en el hotel Posada Tierra Blanca, de la ciudad de Chihuahua.

Pinta obra de caballete de distintos formatos y técnicas.

1983 Mural La Imprenta Refugio del Pensamiento en el edificio de Talleres Gráficos de Chihuahua.

A finales de los ochenta expone individualmente en el Centro Cultural Chihuahua, en el museo Regional Quinta Gameros y pinta el mural Alma Mater en el edificio del Sindicato Académico de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Recibe varios reconocimientos:

El Centro de Investigaciones Históricas le entregó un pergamino por su labor cultural y la Universidad Autónoma de Chihuahua un diploma por la creación del escudo universitario. 

1989 Premio Tomás Valles en área de Bellas Artes.

1990 Exposición individual en el Banco BCH.

1991 Exposición individual en el Museo Histórico de Ciudad Juárez.

Exposición itinerante Paisaje Chihuahuense en varias ciudades del estado.

Exposición Retorno a la Infantilidad en el banco BCH

Reconocimiento otorgado por el Gobierno de Chihuahua por sus 50 años de labor artística.

1992 Exposición en el Museo del INBA de Ciudad Juárez.

1993 Mural Los Vencedores del Desierto en el Teatro de Delicias.
Exposición Paisajes y Bodegones en el Club Campestre de Ciudad Juárez.

1994 Murales en la planta alta del Palacio de Gobierno con los temas de La Ganadería y la Minería del Estado.

2009 La Universidad Autónoma de Chihuahua, a través del Centro Cultural Universitario Quinta Gameros, rinde homenaje póstumo a la trayectoria del Maestro Aarón Piña Mora exponiendo en una sala que lleva su nombre parte de su obra, así como la de nuevos valores de la plástica chihuahuense.

Falleció ayer el destacado muralista Aarón Piña Mora

El pintor y muralista Aarón Piña Mora, padre del exrector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Dr. Sergio Piña Marshall, murió ayer a la edad de 95 años. Foto: El Heraldo de Chihuahua
Fundó la escuela de Artes Plásticas
El Heraldo de Chihuahua
20 de abril de 2009
Flora Chacón

Chihuahua, Chihuahua.- Este domingo por la mañana falleció el destacado muralista Aarón Piña Mora, a los 95 años de edad, víctima de un paro respiratorio, quien a pesar de no haber nacido en Chihuahua, le deja un importante legado cultural.

El cuerpo del padre del ex rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua, Sergio Piña Marshall, fue trasladado a Mausoleos Luz Eterna, donde sería velado y posteriormente cremado.

Aarón Piña Mora nació en Hidalgo, en enero de 1914, donde comenzó su carrera como pintor y muralista, pero sería en Chihuahua donde dejaría la impronta de su arte, sobre todo en los muros del Palacio de Gobierno, los Talleres Gráficos del Estado y del hotel Posada Tierra Blanca, donde destaca "La profecía de la raza cósmica", un completo mural donde Piña Mora plasmó todas sus creencias y visiones.

Aunque también estudió contabilidad, fue la pintura la que le atrapó incluso para convertirse en instructor y promotor cultural, compartiendo su destreza y sensibilidad con cientos de jóvenes arrobados con su técnica para representar pasajes históricos y ensoñaciones, llegando a fundar en 1946 la primera Escuela de Artes Plásticas que hubo en Chihuahua, y posteriormente la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Hasta antes de los años sesenta plasmó parte de la historia de Chihuahua en los Muros del Palacio de Gobierno, reconocidos ahora por la gran dedicación en el detalle; en la década siguiente comenzaría la obra monumental que ahora le simboliza: el mural "La profecía de la raza cósmica", en el Hotel Posada Tierra Blanca, basado en la obra del pensador José Vasconcelos "La raza cósmica"; mientras que en 1993 pintó el mural "Los vencedores del desierto", en el Teatro de Delicias.

Además, Piña Mora pintó obra de caballete en varios formatos y técnicas y en su honor la UACh nombró una sala del Centro Cultural Universitario Quinta Gameros con su nombre; el Centro de Investigaciones Históricas le entregó un pergamino por su labor cultural y en 1989 recibió el premio Tomás Valles en área de Bellas Artes.

Con su fallecimiento se va uno de los grandes artistas de México, el último gran muralista, que recientemente fue homenajeado con la presentación en Casa Chihuahua, de un documental sobre su vida y obra.

El Gobernador del Estado, efectuó guardia de honor junto al féretro del reconocido artista Aarón Piña Mora
Chihuahua, Chih., a 20 de Abril de 2009.-

El Gobernador del Estado, efectuó guardia de honor junto al féretro del reconocido artista, gran pintor y muralista, maestro Aarón Piña Mora, y expresó sus condolencias a los familiares,, al presidir el homenaje póstumo de cuerpo presente, efectuado en el Patio Central de Palacio de Gobierno, teniendo como marco la obra realizada en este recinto.

Al referirse al hidalguense y ciudadano chihuahuense por reconocimiento expreso del H. Congreso del Estado,  quien falleció el pasado domingo en esta ciudad de Chihuahua. El Mandatario Estatal expresó a su esposa María de la Luz Marshall, y a sus hijos Sergio, Horacio y María de la Luz, que son ellos las fuertes raíces familiares que ligaron de manera definitiva al gran artista a esta tierra.

“Esta tarde de abril, Aarón Piña Mora se encuentra en el espacio histórico de cuyas paredes están prendidos algunos de los trazos más representativos de su destacada obra”, expresó el Gobernador, Piña Mora, dijo, es el historiador pictórico de Chihuahua, de su devenir, de su cultura, de sus aspiraciones.

 Aarón Piña Mora fue un artista que transitó por México, Estados Unidos y Europa, así como en otras partes del mundo, confirmando, fortaleciendo y afinando sus ideas, pero también, dejando prueba de su talento, a la vez que reivindica, conserva y proyecta al futuro, el muralismo como fuente de identidad nacional, expresión de conocimiento y apuesta por el desarrollo. Su obra “La imprenta, refugio del pensamiento”, no podía tener mejor lugar que las paredes de los Talleres Gráficos de Gobierno del Estado de Chihuahua, ni mejor vehículo para su difusión, que la portada del programa estatal de educación 2005-2010. Chihuahua capital, Ciudad Juárez, Delicias o Santa Fe en el vecino estado de Nuevo México, son estaciones que se han convertido en celosos guardianes de la obra, y de un itinerante y prolífero Aarón Piña Mora.

 Al ponderar la creativa y educativa fuerza de su trazos, que adquieren vida en los murales de este Palacio de Gobierno, el gobernador del Estado señaló que no es fortuito que el Presidente López Mateos quedara gratamente impresionado por este trabajo, encargado a nuestro historiador pictórico por el Gobernador Teófilo Borunda, y que por tanto, dispusiera la continuación de la obra en el resto de las paredes de la parte baja del Palacio, que esta narración pictórica se expandiera, desde la llegada de los colonizadores hasta la Revolución, por lo que la última década del siglo XX, trae a Piña Mora una vez más al Palacio de Gobierno, de su maestría para el manejo de las escalas cromáticas, y la definición de las siluetas, brota una historia intensa de la templanza y de la vocación productiva de Chihuahua.

 El hidalguense de Chihuahua, fue un artista incansable, los albores del tercer milenio lo sorprendieron pintando, su obra de caballete es verdaderamente excepcional. Este mes de abril ha decidido descansar un poco de la pintura, para mirarnos desde ella. Como de costumbre, enfatizó el Jefe del Ejecutivo Estatal, el maestro decidió retratarse en sus murales, para desde ahí observarnos y seguir aprendiendo del paso de la historia y de los chihuahuenses a través de ella. Aquí en Palacio, justo en el primer piso, acompañado de sus amigos Epigmenio Rascón, el padre de nuestro querido amigo Victor Hugo Rascón Banda, y de Medardo Heras, permanecerá como testigo y garante del progreso de un Chihuahua que sólo saber ver al futuro, con los pies bien fijos en su historia, e impulsado por las aspiraciones de sus habitantes.

Familiares del maestro, amigas y amigos de él, todos los que somos sus admiradores, saludémoslo con emoción, y volteando a los muros de Palacio de Gobierno, digámosle, señor, se queda usted en su casa, puntualizó el Gobernador.

 El hijo del maestro Piña Mora, Dr. Sergio Piña Marshall, en representación de su familia,  agradeció al Gobernador el permitir al pintor de la naturaleza y muralista de la historia y la filosofía, despedirse de cuerpo presente de este lugar histórico chihuahuense, donde queda parte de su vasta obra pictórica.

 Asimismo, comentó que hace algunos años, el Congreso del Estado otorgó la ciudadanía chihuahuense a este inmigrante del estado de Hidalgo, que se casó con una mujer de nuestra comunidad. En 1959, dijo el entonces Gobernador Teófilo Borunda, lo invitó a plasmar un mural del fusilamiento de Hidalgo, en el lugar donde el padre de la Patria fue victimado.  


Comunidad7
Viernes, 19 de julio de 2013
“Del caballete de Aarón Piña Mora”
Casa Chihuahua presenta la obra menos conocida del Maestro Aarón Piña Mora
“Del caballete de Aarón Piña Mora” reúne óleo, pastel, acuarela, pintura al temple y lápiz.

La faceta más poco conocida del gran muralista, el Maestro Aarón Piña Mora, puede conocerse del 19 de julio al 30 de septiembre en Casa Chihuahua, Centro de Patrimonio Cultural, en una exposición que bajo el título “Del caballete de Aarón Piña Mora” presenta la obra más íntima y personal del autor de los Murales del Palacio de Gobierno.

La inauguración de esta gran exposición contó con la presencia de la familia de la familia del Maestro Piña Mora, su viuda Doña Luz, sus hijos Luci y Sergio, su hija política Sandra, así como la Directora del Museo Casa Redonda, Arq. Liliana Portillo, en representación del Gobierno del Estado, así como la Lic. Flor María Vargas Frescas, en representación del Municipio de Chihuahua.
La selección de alrededor de un centenar de obras de pequeño formato ha sido realizada gracias a la generosidad de la familia del pintor, por parte del Curador de la colección, el Arquitecto José Arreguín Acosta, y el Asistente de Curaduría, Miguel Ángel Hernández.
El acceso a los talleres que durante su vida tuvo el gran muralista fue la puerta a maravillosos descubrimientos, que muestra al Piña Mora familiar, que retrataba a su esposa o a su hijo, así como bocetos que posteriormente se convertirían en obras de gran formato.
Las técnicas son múltiples y en todas el dominio del artista es abrumador, con deliciosas piezas de pequeño formato elaboradas en un cuaderno de 15 x 10, que recogen con detalles minúsculos paisajes de un viaje por Europa, con una precisión de orfebre pese a las reducidas dimensiones del soporte.
El Asistente de Curaduría, Miguel Ángel Hernández, revela anécdotas en cada obra, como la de la realización de los famosos Murales del Palacio de Gobierno, que inicialmente solo cubrían los muros alrededor del Altar de la Patria construido en honor de Miguel Hidalgo en 1960 y que fue inaugurado por el entonces presidente Adolfo López Mateos, quien al ver la obra le dijo al pintor que todavía quedaban muros que cubrir en el Palacio de Gobierno, lo que supuso la creación de una de las más importantes obras de arte del estado de Chihuahua.
Precisamente, el trabajo de curaduría ha sacado a la luz, gracias a la colaboración de la familia del pintor hidalguense, muchos bocetos, estudios y trabajos de preparación de sus obras, pero no de los murales que lo hicieron mundialmente famoso, por lo que la investigación en los diferentes estudios en los que trabajó continúa para ubicar estos importantes elementos de trabajo “para pintar un fresco se necesita trabajar muy rápido, mientras el soporte del muro se está secando, por lo que no se puede trabajar sin un boceto previo, incluso los grandes muralistas de la historia llegaban a calcar sus bocetos sobre el muro fresco para avanzar en la creación”, apuntaba Miguel Ángel Hernández.

El pintor hidalguense dominó con maestría oleo, pastel, acuarela, pintura al temple y lápiz.
Aunque predomina el óleo en su pintura de caballete, los dibujos a lápiz, tanto bocetos como obras acabadas, tienen una especial relevancia, por su singularidad y la belleza del detalle que tienen, siempre con el inconfundible estilo del maestro, aunque en su obra maneja varios estilos diferentes.
De su etapa de aprendizaje y formación como pintor hay una espectacular copia de un Ecce Homo del Museo del Prado, de donde copió con gran precisión grandes obras de Murillo, como una Inmaculada.
De entre su obra a lápiz se pueden destacar dos originales de enorme belleza y delicadeza, en la que los grises crean luminosidades, atmósferas y perspectivas que reflejan imágenes costumbristas de los indígenas rarámuris totalmente inéditas.
La Directora de Casa Chihuahua, Mª Isabel San Venero presentó el evento destacando el trabajo en caballete de Aarón Piña Mora, “con influencias del impresionismo y de los Fauves, Piña Mora imprime su sello personal en imágenes costumbristas mediante coloridos retratos, bodegones y paisajes”.
El Maestro Aarón Piña Mora nació en el estado de Hidalgo y vivió de muy niño en la ciudad de México. A finales de los años treinta, siendo muy joven, vino a radicar a  Chihuahua, donde desarrolló una labor artística brillante y fecunda, como pintos, maestro y promotor cultural. Su trayectoria es un ejemplo de fortaleza y constancia en el cumplimiento de una vocación para el arte.
Esta exposición permanecerá en Casa Chihuahua del 19 de julio al 30 de septiembre, lo que representa una ocasión imperdible para conocer una faceta poco conocida de este gran artista que contiene verdaderas joyas e imágenes de Chihuahua y del mundo, a través del ojo artístico del pintor.

Miércoles, 9 de julio de 2014
Universidad Autónoma de Chihuahua
Inicia la restauración del mural “Las Bellas Artes" del pintor Aarón Piña Mora
Comunidad7

El Maestro Medardo Heras, ayudado por el Maestro Carlos Ruiz, se encargarán de la restauración de esta obra.

La Universidad Autónoma de Chihuahua cumple 60 años, y en el marco de esa conmemoración ha iniciado el proceso de restauración del mural “Las Bellas Artes” del Maestro Aarón Piña Mora que se encuentra en el interior de la  cafetería de la Facultad de Artes.

El director de esta facultad, el Maestro en Artes Visuales, Raúl Sánchez Trillo, el Secretario Académico, Lic. Luís Carlos Delgado Montes, el Secretario Administrativo, Lic. Raúl Valderrama Montes, acompañaron al Maestro Medardo Heras y al Maestro Carlos Ruiz, encargados de la restauración del mural, en el inicio del trabajo.

Como semillero del arte chihuahuense a lo largo de todo este tiempo, la Facultad de Artes reconoce su herencia y legado, habiendo sido estas instalaciones las primeras que se construyeron.
Tal  como señala el Director de la Facultad de Artes, en los inicios de la UACH sus fundadores le daban mucha importancia a las artes, con un proyecto ambicioso que contemplaba, incluso, la construcción de un teatro, que finalmente no se llevó a cabo.

El capital humano tampoco se descuidó en esos inicios, contando con maestros formados en la Ciudad de México en un momento muy importante del muralismo mexicano y del arte en el país, como son los Maestros Alberto Carlos y Aarón Piña Mora, los cuales realizaron obra mural en el primer campus de la UACH.

Según apunta el Maestro Sánchez Trillo, “las obras de Alberto Carlos y las de Piña Mora eran las primeras del patrimonio artístico de la naciente universidad”, que con solo dos o tres años de existencia ya comenzaba a contar con un importante patrimonio.

Para conmemorar los 60 años de vida de la UACH se lleva a cabo un proyecto para rescatar espacios emblemáticos, como es el Salón de Danza de la Facultad de Artes.

Originalmente la estructura principal contaba con un Teatro de Cámara, con un salón para clases de ballet sobre el teatro, un espacio de grandes dimensiones que no tenía parangón en su época en la ciudad, pero al que se le realizaron modificaciones por necesidades de espacio, de modo que se incluyeron cubículos para las clases de música.

Con el proyecto que pretende desarrollar la Facultad de Artes se recuperará el tamaño original del salón, con unas obras que se realizarán durante las vacaciones estivales, siendo otro de los proyectos importantes de recuperación del patrimonio de la facultad la restauración del mural, que ya había sido restaurado en 1993. No obstante, tal como recuerdan, la primera restauración fue más intensa porque si estaba muy dañado a causa del agua y los elementos, a los que estaba expuesto.

El proceso de restauración del mural de Las Bellas Artes, estará auxiliado por el Maestro de Escultura, Carlos Ruiz, tendrá una duración de dos semanas aproximadamente.

Al finalizar los trabajos se llevará a cabo con la presencia del Rector, Enrique Seáñez Sáenz, una ceremonia de entrega del mural que contará con una protección y un marco para ponerlo en valor, junto con el renovado Salón de Ballet.

Esta será la primera ocasión en la que el maestro  de escultura Carlos Ruiz, quien fue alumno del Maestro Alberto Carlos y de Eugenio Flores Reyes, trabaje en una restauración.

El Maestro Ruiz realizó una Maestría en Cuba, donde entró en contacto con el tema de la restauración de arte, presentándose ahora la oportunidad de poder aplicar esos conocimientos en una restauración de conservación.

El mural

El Maestro Heras quien pone mucho de su cariño y dedicación por la obra del Maestro Piña Mora en el trabajo que realiza con este mural por un coste meramente simbólico, destaca que su intención es la de preservar esta manifestación artística de “uno de los pilares de la pintura aquí en Chihuahua, junto con Alberto Carlos y Benito Nogueira, que aunque ninguno fuera oriundo de Chihuahua, aquí se establecieron con su trabajo”.

El Maestro Heras cuenta la historia del mural “Las Bellas Artes”, que se realizó siendo Piña Mora Director de Bellas Artes “el Maestro Piña Mora era un señor muy sensible, que plasmó en el mural la pintura, la danza y el teatro, las cátedras que existían en aquel momento, con profesores como el Maestro Terrazas en teatro, Sergio Franco en danza, o el Maestro Talavera en música”. Además en la obra aparecen estudiantes de Bellas Artes como María Elena Bone y un alumno de Piña Mora “que era el único que estudiaba óleo, el resto hacia pastel porque no había recursos para comprar óleo”, explica.

Nunca imaginó el Maestro Heras mientras observaba como se pintaba el mural Las Bellas Artes, que un día llegaría a restaurarlo con sus propias manos, además que por aquella época se sentía muy atraído con los murales de  Leandro Carreón Nájera en el Paraninfo,  que también acabaría restaurando.

El mural "Las Bellas Artes" se trata de uno de los primeros murales del Maestro Piña Mora, junto con el mural “El hombre, el lobo del hombre”, ubicado en la Facultad de Filosofía y Letras, el cual también ha restaurado el Maestro Heras anteriormente, así como los murales del Palacio de Gobierno, en los que participó como ayudante del autor.

Sobre ello relata como ayudó a pintar los murales del segundo piso, “el arquitecto Batista era el ayudante, pero se accidentó y le ayudé al Maestro Piña Mora, pero de forma simbólica, porque al Maestro no le gustaba que le quitaran el pincel, solo había que estar pendientes de él, porque estaba mayor, para que no se fuera a caer del andamio”.

En esos murales de la segunda planta del Palacio de Gobierno aparece el Maestro Heras inmortalizado por Piña Mora junto a Batista “aunque no nos parecemos, pero ahí estamos”, recuerda con humor.

El Maestro Medardo Heras cuenta con un bagaje profesional, académico y vivencial reseñable. Recuerda que conoció a Piña Mora en Bellas Artes, pasando muchos años hasta que se volvieran a encontrar, cuando el Maestro Piña Mora tenía su estudio en la calle Ojinaga y él compartía estudio con varios pintores en la misma calle. De ese modo aprovechaba cuando el maestro llegaba con su camioneta y le abría la puerta para hacerse presente.

En ese sentido evoca una anécdota, de cuando le enseñó una fotografía en la que le está entregando un diploma por un segundo lugar obtenido en un concurso. Al preguntarle si conocía a las personas que aparecían en la foto respondió que sí, pero que a aquel muchacho no lo conocía, a lo que el Maestro Heras le replicó “pero si soy yo”.

Era el año 86 aproximadamente. A partir de ese momento se siguieron frecuentando y conservaron una buena amistad, visitando su estudio para saludarlo.

Cuando el Gobernador Baeza le encargó al Maestro Piña Mora un mural en Santa Bárbara, que le ofreció al Maestro Heras, quien realizó finalmente el proyecto con la ayuda del maestro.

También, siendo Sergio Piña Marshall rector de la UACH se le encargó la restauración de los murales del paraninfo.

Además de los murales, también ha restaurado obra de caballete del Maestro Carreón.

Sus ocupaciones en la vida han sido múltiples y de lo más variopintas, dedicándose a la ganadería, la fruticultura, “pero siempre traía la cosa de la pintura”.

Otra de sus facetas artísticas es la de la caricatura y la ilustración, siendo conocido por su trabajo en portadas para publicaciones como la revista Chihuahua, de Don Jesús Gómez Ochoa, al lado de caricaturistas como Jorge Carreño y Eduardo del Río, más conocido como Rius.

En ese sentido, cabe destacar que una de las caricaturas del Maestro Heras se llegó a publicar en la revista Life de Estados Unidos. También fue caricaturista en el suplemento “Tragaluz” a cargo de Luís Nava Moreno.

Tras su incursión en la caricatura se metió de lleno en la pintura, un mundo en el que en sus principios “batallé mucho para quitarme la idea de lo de la caricatura”, pero en el que finalmente se establece.
Con una modestia solo equiparable a su talento y capacidad artística, el Maestro Heras recuerda el periodo en el que fue alumno de Piña Mora, cuando él tenía 20 años de edad y el maestro unos 40, era a principios de los años 60.

El joven Maestro  Medardo Heras llega de la sierra con 300 pesos y le pide alojamiento a su abuela. Esos 300 pesos era lo que costaba el trimestre para ser admitido.

Transcurrido ese tiempo no cuenta con dinero para seguir, por lo que le explica su circunstancia al Maestro Licón y este se lo cuenta a Piña Mora, quien lo manda llamar para preguntarle el motivo que le lleva a abandonar sus estudios. Al explicarle que se le había terminado el dinero el Maestro Piña Mora le dijo “considérate un alumno regular” y le daban las tizas, los colores, y ellos preparaban la “climatura” con piedra pómez y papel de lectura para hacer sus trabajos. “Así fue como me quedé, pero yo no saqué papeles de la escuela, no daban porque eran talleres libres”, explica.

Su formación académica se complementa con los estudios de restauración que realizó en la Universidad Benito Juárez de Oaxaca.

En 1984 decide dedicarse completamente a la pintura. De ese modo se une a un grupo de pintores, como Nogueira, Alberto Carlos, la Maestra Cano, el Maestro Mariscal, alrededor de 15 artistas que se ponían en el Parque Lerdo.

El dueño de Los Parados de Tony Vega les ofreció su local para exponer y vender sus cuadros, donde reconoce que se vendía el arte más que ahora.

El Maestro Medardo Heras describe su pintura señalando que le gusta el paisaje, aunque trabaja algo de desnudo y rostros.

Obra suya es el retrato del Doctor Piña Marshall que se encuentra en la Galería de Rectores del Paraninfo Universitario, en el edificio de la Rectoría. Esto llevó a una de las centenares de anécdotas que trufan cualquier conversación con el Maestro Medardo Heras.

Siendo rector Piña Marshall, todavía en vida de su padre, Aarón Piña Mora, el Maestro Heras visitaba con frecuencia su estudio y veía el retrato de su hijo en el caballete, una promesa del maestro, que ya era muy mayor entonces.

Un buen día la esposa de Piña Marshall llama al Maestro Heras para mostrarle el retrato que de su esposo había hecho su suegro, alegando que no se parece a él, de modo que le solicita que lo arregle, a lo que el Maestro Heras se niega, razonando que es una obra del maestro que no se debe modificar. Sin embargo la nuera del Maestro Piña Mora insiste en que el retrato no se parece a su esposo, preguntándole que podía hacer para salir del problema, por lo que le ofrece hacer un retrato, que ahora se encuentra en la Rectoría.

Otra de las anécdotas referidas por el Maestro Heras es la que le sucedió cuando estaba restaurando el mural “El hombre lobo del hombre”  y llegó Alberto Carlos, que le pregunta “¿Qué estás haciendo?” a lo que responde que restaurando el mural.

Al percatarse el Maestro Alberto Carlos de que también van a restaurar sus murales, este se niega, argumentando  que todavía no está muerto para que se los restaure otro.

Respecto a la situación actual del arte en Chihuahua, el Maestro Heras considera que existe un gran aislamiento “hay afición por la cultura pero son grupos muy pequeños”. En ese sentido, comparando la apreciación por la cultura que existe en otras latitudes del país, relata la historia de cuando viajó a Morelia a vender las manzanas que no podían vender en Chihuahua.

Por las tardes pintaba acuarelas, que vendía en un parque en Pátzcuaro con un grupo de pintores “y vendía bastantes, me salía mejor que la manzana, se reunía mucha gente de Guadalajara, de Zacatecas”, aunque señala que la gente tenía una cultura diferente. Frente a la calidad de su obra le preguntaban si había estudiado en San Carlos, a lo que respondía que “no, en Chihuahua”, para sorpresa de los compradores.

A raíz de una exposición en Quinta Gameros titulada “Claroscuros”, el Director General de Bachilleres, Maestro Gonzalo Aguilera, lo invitó a dar clases de arte en Bachilleres 1 y 10, por lo que desde 2008 es docente en esta institución “muy a gusto, porque muchos de mis alumnos han continuado en la Facultad de Artes, son alumnos que llegan con más formación, no solo con el gusto por el arte, sino también con mayor motivación”.
Piña Mora
Jueves, 30 de Enero de 2014 12:16 | Escrito por Jesús Chávez Marín/Exprés
http://www.chihuahuaexpres.com.mx/principal/index.php?option=com_content&view=article&id=6243:pina-mora&catid=11:opinion&Itemid=2

Perteneciente a una generación de artistas que sirvió como puente entre el periodo de la llamada Escuela Mexicana de Pintura, que proponía un arte público de intenso contenido social, y las tendencias modernas, más individuales y cosmopolitas, Aarón Piña Mora es autor de algunas de las imágenes murales que forman parte de la identidad visual de Chihuahua.
Hombres y mujeres de varias generaciones llevan en su memoria la figura heroica y profundamente trágica del fusilamiento de Miguel Hidalgo pintada por el maestro en los muros del Palacio de Gobierno; o la visión universalista y esperanzadora del Hombre Cósmico, magistralmente plasmada en el grandioso mural de la Posada Tierra Blanca.

Aarón Piña Mora nació en el estado de Hidalgo y vivió de muy niño en la ciudad de México. A finales de los años treintas, cuando era joven, vino a radicar a Chihuahua, donde desarrolló una labor artística brillante y fecunda, como pintor y como maestro. Un gran promotor cultural.

En una entrevista, él expresa: “Chihuahua me ha dado lo mejor de mi vida: esposa, hijos, oportunidad de estudiar, de viajar. Aquí fundé la primera escuela de artes plásticas del estado. También fui director del Instituto de Bellas Artes de la Universidad, y eso me dio oportunidad de promover actividades culturales. Pude traer exposiciones, recuerdo en especial una de la Pinacoteca Nacional.”

Su trayectoria fue ejemplo de fortaleza y de constancia en el cumplimiento de una vocación de toda la vida. En un discurso suyo, el maestro relata esta breve historia de los orígenes: “He sido pintor desde niño. Recuerdo que cuando estaba estudiando la primaria en la capital de la república, todos los días iba por las tardes a la biblioteca infantil de la Secretaría de Educación Pública, en donde hacía mis tareas. Pronto descubrí que en el tercer piso del edificio existía abierto gratuitamente para los niños un departamento de dibujo infantil dirigido y atendido por el maestro Juan Olaguibel, un ya reconocido escultor mexicano, el autor de la Diana Cazadora. El maestro Olaguibel nos proveía de pintura, papeles, lápices, que ahí mismo usábamos para dejar correr nuestra imaginación con toda libertad. Para mí era el Paraíso.”

En los años treintas realizó sus estudios de contabilidad y también asistió como oyente a la Academia de San Carlos. Luego llegó a Chihuahua como contador de la agencia en el estado del Banco Nacional de Crédito Ejidal, lo cual le llevó a recorrer todas las ciudades de la región. Junto con sus actividades empresariales también realizaba las tareas de la obra más importante para su vida: la pintura. Hombre generoso para compartir sus conocimientos y su sabiduría, en 1946 fundó en la ciudad de Chihuahua la primera Escuela de Artes Plásticas que hubo en Chihuahua.

En 1954 se fue a radicar a Madrid, donde continuó estudiando pintura, esta vez con el maestro Daniel Vázquez Díaz. En esa época también estudió diversas técnicas en el Museo del Prado y asistió a las clases del Círculo de Bellas Artes de Madrid. En viajes de estudios, visitaba museos de Francia e Italia y, pintando, recorrió España y Marruecos.

En 1956 regresó a su tierra adoptiva y organizó la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Chihuahua. En 1958 fue nombrado director del Instituto de Bellas Artes de la misma universidad. De 1959 a 1962 pintó la historia de Chihuahua en los muros del Palacio de Gobierno. En estos murales aparece el trasfondo de la tierra norteña y en sus espacios los personajes de nuestro pasado: los primeros pobladores y los adelantados; los conquistadores y los frailes; los gobernantes y los revolucionarios.

Durante los años sesentas estudió a profundidad a la Alta Sierra Tarahumara y sus moradores. Esta aventura habría de quedar impresa en varias líneas temáticas de su obra. En esos años publicó su libro Tarahumaras, con once dibujos acompañados de un ensayo del maestro Víctor M. Reyes. A finales de esa década realizó un viaje de estudios y visitas a museos e instituciones de arte en Inglaterra, Holanda, Francia, Italia y España.

En 1971 el Museo de Arte Moderno de la ciudad de México presentó una exposición individual del maestro Piña Mora. Durante los dos años siguientes, el artista se dedicó a viajar nuevamente a Estados Unidos, Inglaterra, Bélgica, Suiza, Italia y Grecia. Se había convertido casi en un pintor trashumante. Durante esa época hizo estudios de grabado al agua fuerte en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En 1977 pintó un mural en la Mora Independent Schools en Santa Fe, Nuevo México. El gobernador de ese estado le entregó un diploma de reconocimiento como ciudadano distinguido de dicha entidad norteamericana.

Durante los dos años siguientes se dedicó a pintar el extenso mural La Profecía de la Raza Cósmica en la Posada Tierra Blanca de la ciudad de Chihuahua. En este espléndido ejemplo del arte muralístico del maestro se demuestra una evolución del artista en la concepción de la obra. Al centro aparece la esencia de este trabajo de dimensiones colosales: el nuevo hombre cósmico, un joven mestizo recibiendo los dones y virtudes de las diversas razas humanas y sus aportaciones intelectuales y artísticas. Complementa esta composición, a la izquierda, el mundo mágico y mítico del oriente, extraña y hermosa aparición en el contexto chihuahuense.

Junto con su obra de muralista, Piña Mora siempre pintó obra de caballete de distintos formatos y técnicas. En 1983 realizó el mural La Imprenta Refugio del Pensamiento en el edificio de los Talleres Gráficos de Chihuahua. A finales de los ochentas del siglo pasado, expuso individualmente en el Centro Cultural Chihuahua, en el Museo Regional Quinta Gameros y pintó el mural Alma mater en el edificio del Sindicato Académico de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Durante esos años recibió varios reconocimientos por su trabajo artístico. El Centro de Investigaciones Históricas le entregó un pergamino por su labor cultural y la Universidad Autónoma de Chihuahua un diploma por la creación del Escudo Universitario. En 1989 recibió el Premio Tomas Valles en área de Bellas Artes.

En 1990 presentó una exposición individual en el Banco BCH y al año siguiente otra en el Museo Histórico de Ciudad Juárez. También hubo una exposición itinerante titulada Paisajes Chihuahuenses en varias ciudades del estado: Ciudad Juárez, Hidalgo del Parral, Jiménez, Camargo, Delicias y la ciudad de Chihuahua.

En 1991 expuso su colección llamada Retorno a la infantilidad en el Banco BCH y recibió una placa de reconocimiento otorgada por el gobierno de Chihuahua por sus 50 años de labor artística. Al siguiente año realizó una exposición individual en el Museo del INBA de Ciudad Juárez.

Con la sencillez y el buen humor que lo caracterizaron siempre, el maestro continuó hasta su muerte la obra de todos los días en su taller de pintor. Sus amigos lo quisieron mucho por su sabiduría y por su gran corazón. Le llovieron homenajes a su trabajo vasto y extenso de gran artista, pero el trato con sus gentes siguió siendo cálido y directo. Es maestro de varias generaciones y compañero de grandes personalidades de todos los estratos de la sociedad mexicana. Pero no frecuentó demasiado los ambientes sociales, porque la actividad constante de sus horas fue siempre su obra de pintor.

En 1993 pintó el mural Los vencedores del desierto en el Teatro de Delicias y realizó la exposición Paisajes y bodegones en el Club Campestre de Ciudad Juárez. Al año siguiente se dedicó a pintar murales en el primer piso del Palacio de Gobierno con los temas de la Ganadería y la Minería del Estado. Siempre activo y vigente, Piña Mora cerró el año inició enero de 1998 con su exposición retrospectiva Sol y tiempo, instalada en el Centro Cultural Universitario Quinta Gameros.

Ilustrador, acuarelista, pintor de caballete y muralista, Aarón Piña Mora dejó una obra de gran importancia y solidez. Sus cuadros y murales han dado presencia a las dos grandes dimensiones panorámicas de Chihuahua: la historia y el paisaje. Su gusto por los colores impresionistas se mezcla con una frecuencia lírica que matiza su estilo, cuyas composiciones son sustentadas por un gran caudal de lecturas, de viajes, de investigación y, sobre todo, de la gran experiencia de su vida plena, su intenso temperamento y su extraordinaria sensibilidad.


Dedica la SEC Altar de Muertos al maestro Aarón Piña Mora

http://www.elrealdechihuahua.com.mx/not_detalle.php?id_n=27147
27 de Octubre del 2009

Como un homenaje al maestro Aarón Piña Mora, autor de los murales de Palacio de Gobierno, la Secretaría de Educación y Cultura presentará este viernes su Altar de Muertos, dedicado ahora a este destacado artista plástico.

Cada año la SEC lleva a cabo el montaje de un altar con motivo del Día de Muertos, en donde se hace un reconocimiento a la obra y trayectoria de algún personaje destacado en las áreas de la educación y la cultura.

En esta ocasión corresponderá a Piña Mora el homenaje, el cual se llevará a cabo este viernes 30 de octubre a las 10:30 horas en el patio central de Palacio de Gobierno.

Personal de la SEC inició el montaje del altar, que tendrá  como fondo la reproducción del mural “La Profecía de la Raza Cósmica”, de la autoría del mencionado artista.

El maestro Piña Mora, nació en 1918 en el estado de Hidalgo, pero chihuahuense por adopción, falleció en la ciudad de Chihuahua el pasado 19 de abril.

En su larga carrera como artista plástico, desarrolló una intensa y fecunda labor como pintor, maestro y promotor cultural.

En 1946 fundó en la ciudad de Chihuahua la primera Escuela de Artes Plásticas que hubo en el estado.

Luego, en 1956  organizó la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Chihuahua y dos años después fue nombrado director del Instituto de Bellas Artes de la misma universidad.

De 1959 a 1962 plasmó la historia de Chihuahua en los murales que pueden admirarse en toda la planta baja de Palacio de Gobierno.

Dichos murales son reconocidos por el excelente trabajo y dedicación, por lo que lo consagran en un sitio de primer orden dentro de la pintura chihuahuense

Muchos años después, en 1994, completó su obra, pintando otra serie de murales en el primero piso de este recinto oficial, en donde reprodujo los temas de la Ganadería y la Minería en el estado de Chihuahua.

También es autor del mural  “La Profecía de la Raza Cósmica”, que puede verse en el salón principal del Hotel Tierra Blanca de esta ciudad, mismo que pintó en los años 1978 y 1979.

En 1983 fue autor de la obra “La Imprenta, Refugio del Pensamiento”, localizado en el edificio de los Talleres Gráficos del Gobierno del Estado.

En 1989 recibió el premio Tomas Valles Vivar en el área de Bellas Artes.

A fines de los años 80s plasmó el mural “Alma Mater”, que se ubica en el vestíbulo del edificio del sindicato del personal académico de la UACH.

En 1993 pintó “Los Vencedores del Desierto” en el Teatro de Delicias.

sábado, 1 de noviembre de 2008

AARÓN PIÑA MORA / el último gran muralista chihuahuense

Casa Chihuahua Centro de Patrimonio Cultural, como parte de su programa permanente Jueves de Puertas Abiertas y apegándose a sus objetivos de conservación y difusión del patrimonio cultural del Estado de Chihuahua, presentaron el documental AARÓN PIÑA MORA: EL ÚLTIMO GRAN MURALISTA, producido por Kinetic DV TV.
El documental abordó parte de la vida y obra del pintor nacido en Hidalgo, pero chihuahuense por elección; haciendo especial énfasis en la obra realizada en el Palacio de Gobierno y, sobre todo, en el mural ubicado en el Hotel Posada Tierra Blanca "La profecía de la raza cósmica", inspirado en el trabajo de José Vasconcelos, donde Piña Mora resume la historia y esperanza de la raza humana.

En el homenaje estuvieron autoridades estatales, de la Universidad Autónoma de Chihuahua y familiares del pintor.
Nació en el estado de Hidalgo y vivió de muy niño en la ciudad de México. A finales de los años treinta, siendo muy joven , vino a radicar a Chihuahua, donde ha desarrollado una labor artística brillante y fecunda, como pintor, maestro, y promotor cultural.
Su trayectoria es un ejemplo de fortaleza y constancia en el cumplimiento de una vocación para el arte.
En los años treinta realizó sus estudios de contabilidad y también asistió como oyente a la Academia de San Carlos. Luego llegó a Chihuahua como contador de la agencia en el Banco Nacional de Crédito Ejidal, lo cual le llevó a recorrer todas las ciudades del estado. Junto con sus actividades empresariales también realizaba las tareas de la obra mas importante para su vida: la pintura. Hombre generoso para compartir sus conocimientos y su sabiduría, en 1946 fundó en la ciudad de Chihuahua la primera Escuela de Artes Plásticas que hubo en el estado.
En 1954 se va a radicar a Madrid., donde continuó estudiando pintura, esta vez con el maestro Daniel Vázquez Díaz. En esa época estudió diversas técnicas en el museo del Prado y asistió a clases del Círculo de Bellas Artes de Madrid. En viajes de estudios, visitaba museos de Francia e Italia, pintando recorrió España y Marruecos.
En 1956 regresó a su tierra adoptiva y organizó la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Chihuahua. En 1958 fue nombrado director del Instituto de Bellas Artes de la misma universidad. De 1959 a 1962 pintó la historia de Chihuahua en los Muros del Palacio de Gobierno (foto1, foto2). Dichos murales son reconocidos por el excelente trabajo y dedicación que lo consagran en un sitio de primer orden dentro de la pintura Chihuahuense
Durante los años sesenta se dedicó al estudio de la alta Sierra Tarahumara y sus moradores. Esta aventura habría de quedar impresa muy profundamente en varias líneas temáticas de su obra.
En esos años publicó su libro Tarahumaras. Con once dibujos acompañados de un ensayo del maestro Víctor M. Reyes. A finales de esta década realizó un viaje de estudios y visitas a museos e instituciones de arte en Inglaterra, Holanda, Francia, Italia y España.
En 1971, el Museo de Arte Moderno de la ciudad de México presentó una exposición individual del maestro Piña Mora. Durante los años siguientes el artista se dedicó a viajar nuevamente a Estados Unidos, Inglaterra, Bélgica, Suiza, Italia y Grecia. Se había convertido casi en un pintor trashumante. Durante esa época hizo estudios de grabado al agua fuerte en el Círculo de Bellas Artes Madrid.. EN 1977 pintó un mural en la Mora Independet School en Santa Fe, Nuevo México. El gobernador de ese estado le entregó un diploma de reconocimiento como ciudadano distinguido de dicha entidad norteamericana.
Durante los dos años siguientes se dedicó a pintar el extenso mural La Profecía de la raza cósmica en la posada Tierra Blanca de la ciudad de Chihuahua. En este espléndido ejemplo del arte muralístico del maestro se demuestra la evolución del artista en la concepción de la obra.
Junto con su obra muralista, Piña Mora ha pintado obra de caballete de distintos formatos y técnicas. En 1983 pintó el mural La Imprenta Refugio del Pensamiento en el edificio de Talleres Gráficos de Chihuahua. A finales de los ochenta expuso individualmente en el Centro Cultura Chihuahua, en el museo Regional Quinta Gameros y pintó el mural Alma Mater en el edificio del sindicato académico de la Universidad autónoma de Chihuahua. Durante esos años recibió varios reconocimientos por su trabajo artístico. El Centro de Investigaciones Históricas le entregó un pergamino por su labor cultural y la Universidad Autónoma de Chihuahua un diploma por la creación del escudo universitario. En 1989 recibió el premio Tomas Valles en área de Bellas Artes.
En 1990 presentó una exposición individual en el Banco BCH y al año siguiente otra en el Museo Histórico de Ciudad Juárez. También hubo una exposición itinerante titulada Paisaje Chihuahuense en varias ciudades del estado.
En 1991 expuso su colección que se llama Retorno a la Infantilidad en el banco BCH y recibió una placa de reconocimiento otorgada por el Gobierno de Chihuahua por sus 50 años de labor artística. Al siguiente año realizó una exposición en el Museo del INBA de Ciudad Juárez.
En 1993 pintó el mural Los Vencedores del Desierto en el Teatro de Delicias y expuso Paisajes y Bodegones en el Club Campestre de Ciudad Juárez. Al año siguiente se dedicó a pintar murales en el primer piso del Palacio de Gobierno con los temas de La Ganadería y la Minería del estado. Ilustrador, acuarelista, pintor de caballete destacado y prodigioso muralista, Aarón Piña Mora ha dejado una obra de importancia y solidez. Sus cuadros y murales han dado presencia a las dos grandes dimensiones panorámicas de Chihuahua: la historia y el paisaje.
Su gusto por los colores impresionistas se mezcla con una frecuencia lírica que matiza su estilo, cuyas composiciones son sustentadas por un gran caudal de lecturas, viajes, investigación y, sobre todo, de la gran experiencia de su vida plena, su intenso temperamento y su extraordinaria sensibilidad.

La gran obra de Aarón Piña Mora
La imprenta, refugio del pensamiento

Muere el último grande del muralismo chihuahuense

El maestro Aarón Piña Mora decidió pintar su mural "La Imprenta refugio del pensamiento", en el mes de Marzo de 1982, cuando conoció el nuevo edificio y el ambiente que se desarrollaba.

El gobernador Oscar Órnelas, el oficial mayor Luís Monroy y el director administrativo Antonio García Hernández aceptaron de inmediato la propuesta del maestro cuando "pidió" un muro en el vestíbulo de los Talleres Gráficos.

Así fue como dos meses después se inició la elaboración del mural cuyas características lo colocan como  una de las mejores obras pictóricas en el Estado.

Y no era para menos, Piña Mora utilizó la mitología griega, a Prometeo como símbolo de la imprenta.

Y es natural, decía el maestro. Prometeo robaba a los dioses la sabiduría y la trasmitía a la humanidad aun rompiendo las cadenas que lo sujetaban. Así es justamente la imprenta.
En uno de los extremos del hermoso mural el maestro reprodujo la imagen de Newton, Leonardo Dá Vinci, Cervantes y Alberto Einsten como símbolos preclaros de la presencia del hombre en la tierra.

El destacado artista nacido en Hidalgo y fallecido recientemente en Chihuahua, convivió diariamente algunos meses con los funcionarios de los talleres gráficos. Con Andrés Páez Chavira, director de los Talleres Graficos del Estado; don Manuel Rivas que era el jefe de producción; don Humberto Lagos, operador de los talleres; don Jesús Gallegos Guereca, un gran creativo; Lalo Corral Luna jefe del departamento de diseño y don Julio Carrillo.

Piña Mora explicaba que el concepto de imprenta le resultó un problema pero en una ocasión que caminaba al lado de su esposa, lo relacionó con la mitología griega y con Prometeo y ahí nace la idea de este mural.

Piña Mora junto con Alberto Carlos, y Leandro Carreón formaron parte de los muralistas que dejaron su obra en Chihuahua.  De Leandro Carreón hay que admirar sus murales en el Paraninfo y en la vieja estación de los ferrocarriles nacionales de México ahora cerrada al público. Del maestro Alberto Carlos aquel famoso mural que pintó para el periódico Norte y que luego fue trasladado al vestíbulo del edificio del Congreso.

Cuarteaduras y un atentado, al mural de Palacio

Los murales que Aarón Piña Mora pintó en el Palacio de Gobierno y que reflejan la historia del Estado, fueron objeto de un atentado y de daños originados por el tiempo.

El último incidente ocurrió hace 6 meses cuando se descubrió cuarteaduras en el muro localizado frente a la oficina de Comunicación Social al lado de la calle Venustiano Carranza. El propio autor autorizó que dos técnicos conocidos por él se encargaran de hacer la restauración que concluyó dos meses antes de su muerte.

El propio Piña Mora restauró los murales de la planta baja del palacio de gobierno durante la administración de Fernando Baeza.
En aquel entonces reparó unas  cuarteaduras y el daño que le produjo un sujeto que lanzó una piedra causando perjuicios    mínimos.
A pesar de que el maestro se encargaba personalmente de preparar el muro se presentaron posteriormente algunas cuarteaduras que se originaban primero por el peso del edificio y segundo en el cambio tan pronunciado del invierno tan intenso al calor agobiante.

Pero a pesar de todo la obra se mantuvo a lo largo de más de 50 años de edad con la misma calidad que tuvo desde el momento en que se creó.

Chihuahua propone las pinturas murales de su Palacio de Gobierno como candidatas a “Pintura Universal en México”

02/06/2014

http://chihuahuadigital.info/2014/chihuahua-propone-las-pinturas-murales-de-su-palacio-de-gobierno-como-candidatas-pintura-universal-en-mexico-16109.html

El Estado de Chihuahua, el de mayor extensión de la República Mexicana, ha presentado las pinturas murales de su Palacio de Gobierno (1956-1962), realizadas por el maestro Aarón Piña Mora (1918-2009), en donde se muestra la historia resumida del Estado desde el siglo XVI hasta la Revolución Mexicana, como candidatas a convertirse en una de las “10 pinturas universales en México”, en la campaña que el Gobierno del Estado de Colima, a través de su Secretaría de Cultura y el Bureau Internacional de Capitales Culturales desarrollan en el marco de la Capital Americana de la Cultura Estado de Colima 2014.

Además de las pinturas murales del Palacio de Gobierno, las otras dos candidaturas que el Estado de Chihuahua ha presentado a “Pintura Universal en México” son los también murales:

- Revolución Constructiva, de Jorge González Camarena (1908-1980). Está  conformado por los paneles Un Dorado del Norte, La Revolución de 1910, El Trabajo y La Seguridad Social, de 1958, ubicado en el Hospital General de Zona No. 1 Morelos del Instituto Mexicano de Seguro Social en Chihuahua, Chihuahua

- La música de los números (2008), de Luis Y Aragón. Es un mural de 12 x 6 metros ubicado en la biblioteca conjunta de las facultades de Ingeniería y Ciencias Químicas, en el Campus II de la Universidad Autónoma de Chihuahua.






No hay comentarios.:

Promoción turística de Chihuahua, Mx "Construimos Futuro 2013-2016"

CULTURA DE LA LEGALIDAD:

Espacio cultural para compartir lo que realizamos los hacedores artísticos en Chihuahua Capital (México) y en su entorno cultural universal.

No es periodismo profesional ni se pretende aficionarse a ello. Es un lugar virtual en la web para informar y comunicar hechos artísticos y fenómenos sociales que nos afecta o impacta de manera positiva o negativa en el quehacer humanístico.

Tópicos como el Teatro, la Danza, lo multidisciplinario, la música, las artes emergentes o alternativas, las artes plásticas y visuales, las artesanías, los festivales, la multimedia, la literatura, la cultura animal y desde luego lo académico y colegiado se aborda en este espacio.

La idea e intención es la liberación de la cultura. No se pretende el lucro sino el interés de estar informado e informar.

Este espacio es la evolución de varios blog de blogger (Google) desde el año 2007. Ahora con mayor capacidad de almacenaje, archivo, hemeroteca y vigencia.

Las fotografías, litografías, videos, música, gráficos, logotipos, imágenes corporativas y otros materiales multimedia que se muestran en este espacio-cultural (exceptuando las que son parte del diseño, que son de los autores) han sido encontradas en internet y se usan solamente con propósitos didáctico-culturales. Si usted tiene el copyright (derechos de autoría o de marca) de algún material y desea que se remueva, háganoslo saber.

Atte: Tramoyam.


AUTORÍA

MÁS DE 30 AÑOS EN LOS ESCENARIOS:

Martín Hernández Molina: oriundo de Hidalgo del Parral, Chihuahua; México (1964). Egresado de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Chihuahua 1994-1999 (Cédula 9024413). Candidato a obtener el grado de la Maestría en Artes por la Universidad Autónoma de Chihuahua (2015).

EXPERIENCIA ARTÍSTICA DESDE 1980

ACTUACIÓN: más de 46 obras destacando, entre otras, en “Los Lunes Salchichas” de Rafael Solana; “Entre Bobos Anda el Juego” de Francisco de Rojas Zorrilla; “Los Granos de Oro y el Resto del Tesoro” de Manuel Talavera; “Petición de Mano” de Antón Chejov; “El Rastro” de Elena Garro; “Donde Canta la Gallina” de Manuel Talavera; “Electra” de Sófocles; “Los Caballeros” de Aristófanes, “Tomochic: el día que se acabo el mundo” de Joaquín Cossio y “Entre Villa y una Mujer Desnuda” de Sabina Berman. Ha trabajado con directores como: Manuel Talavera Trejo, Mario Humberto Chávez (+), Fernando Chávez Amaya, Gerardo Castañeda López, Adolfo Barraza Orona, Adriana Barraza y Pedro Kóminik.

PRODUCCIÓN Y CREATIVIDAD: diseño y realización en más de 85 producciones escenográficas, de utilería, vestuario, maquillaje, iluminación y audio entre otras: Ópera “Elixir de Amor” de Gaetano Donizeti; Ballet “Alicia en el País de las Maravillas”; Zarzuela “La Muda” de Guillermo Ramos; “Pastorela Mexicana” de José Pérez; Teatro Infantil “Merlyn y la Espada Mágica”; “Antígona en Nueva York” de Janusz Glowacki, “Antígona” de Sófocles, “Mujeres en el Encierro” de María Morett y la más reciente “La Ginecocracia” de Aristófanes. De 2005 a 2010 y 2015 producción artística del Festival Internacional Chihuahua "Encuentro en la Cultura" de Gobierno del Estado destacando los homenajes a: Lucha Villa, Víctor Hugo Rascón Banda, Erasmo Palma, Luis I. Aragón, Rigoberta Menchu, Jaime Almeida, Elsa Aguirre, Juan Quezada, Aarón Hernán y Carlos Montemayor; Los conciertos de: José Carreras, Plácido Domingo, Sarah Brightman, Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Filippa Giordano, Emma Shapplin, Alessandro Safina, Mario Frangoulis, Concha Buika, Ramón Ayala, Alex Lora y El Tri, Omara Portuondo, Eugenia León, Baaba Maal, Lila Downs, Willie Colón y nuevamente José Carreras en 2015. En el 2001 Padrino Técnico del Teatro de la Ciudad, administración del Instituto de Cultura del Municipio de Chihuahua; en el 2007 del Centro Cultural Paso del Norte (Teatros Víctor Hugo Rascón Banda y Experimental Octavio Trías) administración del Instituto Chihuahuense de la Cultura de Ciudad Juárez, Chihuahua. En 2009 Homenaje y develación de la escultura monumental "La Caponera" de la Grandota de Camargo Lucha Villa. Carros alegóricos-deportivos del Aniversario de la Revolución Mexicana (20 de noviembre) para el Instituto Chihuahuense del Deporte y la Cultura Física 2011, 2012 y 2013.

DIRECCIÓN ESCÉNICA: más de 53 obras llevadas a escena, sobresaliendo: “Ahí Vienen los Aleluyas” de Gerardo Velásquez; Revista Musical “Quirar 93” de Jorge Quiroga; Pastorela “Pedir sin Merecer o Los Cofrecillos del Diablo” de Virginia Hernández; “La Fábrica de los Juguetes” de Jesús González Dávila; “Funeral Home” de Walter Beneke; “Antígona en Nueva York” de Janusz Glowacki; “Antígona” de Sófocles; “El Mago de Oz” de L. Frank Baum; “Feliz Navidad Señor Scrooge” de Charles Dickens; “Pinocho” de Carlo Collodi; “Sex o no Sex. Ésta es la Cuestión” de Tomás Urtusástegui; “Caperucita en el Bosque” Original del francés Charles Perrault; “Blancanieves y la Manzana Verde” Original de Hermanos Grimm; “Mujeres en el Encierro” de María Morett; “Caras Vemos Mitotes no Sabemos” de Rubén González Garza; “Grillo y las Enseñanzas de Merlyn”; “La Ginecocracia” de Aristófanes; “Mano dura” y “Donde canta la gallina” ambas de Manuel Talavera Trejo; "Los muertos antes de muertos" de Constancio S. Suárez; “Nocturno de la alcoba” de Mario Cantú Toscano; "Tambores de Guerra: juicio a Felipe Ángeles" de Fernando CHávez Amaya.

DOCENCIA: Tecnológico de Monterrey Campus Chihuahua (Compañía de Teatro Infantil de la dirección de Difusión Cultural y Asuntos Estudiantiles DAE desde el 2003); Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Chihuahua (Taller de Montaje, Proyectos y Gestión Cultural, Estudios Multidisciplinarios de la Cultura, Técnicas y Teorías de la Actuación desde el 2004); Licenciatura en Educación Artística (Lenguaje Corporal, Actuación y Producción); Cursos Propedéuticos desde el 2009. Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua (Para-escolar de Teatro en el Plantel 10 desde el 2012 y en Casa de la Cultura 2015); Talleres y Diplomatura en Producción Artística para maestros 2014. Miembro de la Comisión de Pares Académicos Externos (CPAE), del Comité de Artes, Educación y Humanidades (CAE y H) de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), invitado al proceso de Evaluación Diagnóstica del programa educativo de la Licenciatura en Artes Escénicas: Actuación, ofertado por la Universidad Autónoma de Aguascalientes (2015); Licenciatura en Actuación de la Universidad Veracruzana (2016).

ENCUENTROS Y CONCURSOS CULTURALES: escuelas primarias, secundarias y preparatorias. Concursos internacionales del Siglo de Oro Español en el Paso, Texas. Muestras Municipales y Estatales de Teatro. Festivales Nacionales de Teatro en Tijuana, Baja California; Monterrey, Nuevo León; Hermosillo, Sonora; Toluca, Estado de México y San Luis Potosí. Jornadas Villistas. Congreso Iberoamericano de Teatro Universitario en Morón provincia de Buenos Aires, Argentina (1999), y Santa Ana de Coro, Venezuela (2006) entre otros en la ciudad de Chihuahua. Encuentro de los Amantes del Teatro del ITI-UNESCO en la Ciudad de México (2007), Santa Martha y Aracataca Colombia (2007). 2o Encuentro de "AIRES" Asociación Internacional de Recintos de Espectáculos Artísticos y Culturales (2011).

INSTITUCIONES: privadas, gubernamentales e independientes como el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios 122 (CBTIS 122); Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios 86 (CETIS 86); Instituto Nacional de Educación Para los Adultos (INEA); Instituto Chihuahuense de la Cultura de Gobierno del Estado (ICHICULT); Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); Facultad de Artes (Instituto de Bellas Artes) de la Universidad Autónoma de Chihuahua (FA-UACH); Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua (Planteles 1 y 10); Secretaría del Medio Ambiente (SEMARNAP); CERESO de Chihuahua de Gobierno del Estado; Centros Comunitarios; Instituto de Cultura del Municipio de Chihuahua; Casas Comerciales; Asociación de Maquiladoras de Chihuahua A.C. Escuelas jardines de niños, primarias y secundarias. Instituto de Cultura del Municipio de Chihuahua; Impulsa; Gobierno del Estado de Chihuahua. Presidencias Municipales de Aquiles Serdán, Parral, Delicias y Chihuahua. Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Chihuahua. Universidad Autónoma de Aguascalientes y Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior, A.C. (CIEES); Universidad Veracruzana y Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior, A.C. (CIEES).

ADMINISTRACIÓN Y PROMOCIÓN: Comité de Apoyo al Programa Permanente de Teatro (CAPROPET) del Instituto de Bellas Artes; Congreso Iberoamericano de Teatro Universitario Chihuahua (AITU); Festival Internacional de la Cultura y las Artes “ARTEULALIA” 2002, 2003 y 2004; Jefe de foro del Teatro de la Ciudad del Instituto de Cultura del Municipio de Chihuahua; Homenaje 2004 al Maestro Mario Humberto Chávez; Director Administrativo del Comité de las Artes (COMART), Asociación Artística Cultural Independiente y Homenajes 2005 a los Maestros Salvador Lomelí Orozco, Oscar Erives Escárcega y Noé Antonio Alvarado Lozano. En el Grupo “Amigos de Nacho Medrano” homenajes a Nacho Medrano y a Conchita de Mendoza. Jurado calificador del Programa de Apoyo a Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC) 2013. Coordinador Poligonal del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, "México nos Mueve la Paz" Chihuahua 2013-2014 con la Universidad Autónoma de Chihuahua. Coordinador de Carrera de la Licenciatura en Teatro, Consejero Técnico; Jefe de la Unidad de Proyectos de de la Secretaría Administrativa y Secretario Técnico de la Facultad de Artes de la UACH 2013-2016. Jurado Calificador de la "Medalla al Mérito Cultural del Estado de Chihuahua "Víctor Hugo Rascón Banda" 2014, que otorga el Poder Legislativo a través del Congreso del Estado, el Poder Ejecutivo por medio del Gobierno del Estado y el Poder Judicial por parte del Supremo Tribunal de Justicia del Estado. Miembro del Consejo PACMyC Chihuahua. Miembro Fundador del Colegio de Profesionistas del Arte de Chihuahua A.C. (2012-2016).

Martín Hernández Molina en Universidad y Conocimiento de la FAUACH